Lo Último

lunes, 5 de junio de 2017

“DIANEL COTIO”


Hace unos días fui invitada a presentar una revista que sin duda, para las interesadas e interesados, así como para investigadoras/es y académicos/as representa una alternativa para analizar y profundizar en el estudio de los movimientos de la diversidad sexual.

El Cotidiano. Revista de la realidad mexicana actual” es una revista editada por la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Azcapotzalco, y como señalan -en su presentación- las Coordinadoras de este número la Diversidad sexual: Reivindicación y negación de derechos humanos; Mariana Celorio y Luz María Galindo, investigadoras que actualmente cursan posdoctorados del Conacyt: “abre sus páginas a la compleja reflexión sobre la diversidad sexual.”

Tres ejes temáticos: Homofobia, Políticas Públicas en México y Migración, que incluyen diez ensayos, permiten reflexionar sobre el proceso de construcción que ha tenido la investigación sobre la diversidad sexual en México. La intención que se plantearon, sobre producir conocimiento útil, que permita identificar problemas de distinta índole y dotar de mayores elementos discursivos al movimiento social de la diversidad sexual, con el objeto de incidir en el diseño de políticas públicas para el ejercicio pleno de la ciudadanía de las personas no heterosexuales; se cumple.

Ello se puede fácilmente concluir con solo analizar algunos de los ensayos presentados en la revista.

La Dra.Luz María Galindo Vilchis “Reflexiones sobre políticas públicas: Diversidad Sexual en México” relata con rigor metodológico los orígenes del movimiento de la diversidad sexual, desde que se logró visibilizar públicamente al movimiento, mostrándonos el camino que ha seguido en México, ¿cómo han buscado generar identidad? y como se fue iniciando la creación de organizaciones con objetivos comunes: continuar trabajando por su reconocimiento, cómo lograron en los 80´s el derecho al acceso de los servicios de salud pública, o en 2015 el reconocimiento jurídico del matrimonio igualitario por la SCJN hasta llegar al 2016, con la propuesta de un paquete de iniciativas promovidas por el Ejecutivo Federal.

Pero también se rescata que existen muy pocos estudios sistematizados en México sobre diversidad sexual. Aquí un área de oportunidad para las estudiosas de esta materia.

Ella nos comparte también un estudio muy interesante, producto de la revisión de los Planes Nacionales de Desarrollo de 3 sexenios atrás y el análisis del Programa General de Desarrollo del Distrito Federal -hoy Ciudad de México- de 3 sexenios atrás, demostrando que las políticas públicas aplicadas en estos Planes y Programa son todavía parciales. Y todavía no existen propuestas de restructuración, ni acciones concretas que se traduzcan en lo cotidiano.

Josefina Valencia Toledano y Rubí Romero Hernández en “Las Lesbianas en México continúan invisibilizadas en las políticas públicas” nos relatan cómo han venido incidiendo en el proceso para impulsar la participación de las lesbianas feministas en los distintos ámbitos de la vida política y cultural de nuestro país, a través de su proyecto “Sin lesbianas no hay democracia hacia una agenda integral (Comal de Incidencia 2016)” han logrado visibilizar que las lesbianas en el servicio público se enfrentan a una violencia sistemática que les impide el reconocimiento de sus aportes. Por lo que plantean la necesidad de generar políticas públicas específicas, que permitan su correcta atención.

El Doctor en Ciencias Políticas y Sociales Héctor Miguel Salinas Hernández en su artículo “Matrimonio Igualitario en México: la pugna por el Estado laico y la igualdad de derechos” narra la historia de la homosexualidad de 4 siglos atrás hasta llegar a la iniciativa presentada por el Ejecutivo Federal en 2016 en el marco del Día internacional de Lucha contra la homofobia; también, y a manera de autocrítica, cómo lamentablemente en la lucha por la aprobación del matrimonio igualitario a nivel federal existió una división de posturas entre las mismas organizaciones que generó en diferentes momentos confrontaciones.

Interesantísimo también, los artículos que se enfocaron en analizar desde 2 perspectivas diferentes la migración, una en el ámbito de la migración dentro del país y otra en un ámbito de migración de países centroamericanos a México.
Gloria Angélica Careaga Pérez y la Antropóloga Ximena Elizabeth Batista Ordáz “Migración LGBTI a la Ciudad de México” colocan en perspectiva diferentes visiones del tema de migración, que no se logra visibilizar desde una mirada de sexualidad, toda vez que se considera una categoría usualmente asociada al ámbito personal-privado; también porque por muchos años se consideraba que quienes migraban eran los hombres por motivos económicos.

No consideran como posibles factores de la población LGBTI para migrar, la violencia, homofobia y discriminación, más bien, la tendencia responde a que las grandes urbes son lugares ideales para el anonimato sexual.

Sí relatan como una opción de libertad y sobrevivencia como factores para la migración aunque actualmente la decisión se basa en una idea moderna sobre países o ciudades con marcos de derechos humanos progresistas, lugares que se consideran heterotopías definición que me parece la más atinada ya que se trata de una yuxtaposición entre la utopía y la realidad.

Ailsa Winton en “Cuerpos disidentes en movimiento, miradas sobre movilidad transgénero desde la frontera sur de México” pone en perspectiva un estudio realizado en 2015, centrado en mayor parte en la comprensión del desplazamiento por violencia desde Centroamérica hacia México, particularmente de transgénero, transexual, trasvesti, queen.

A diferencia de la migración hacia la CDMX, en Centroamérica sí se genera migración por violencia hacia la población LGBT. El artículo relata las historias de transgéneros, transexuales, trasvestis y queen que han tenido obligadamente que dejar su país, en la mayoría de ocasiones para salvar su vida, relata el artículo experiencias de rechazo de las propias familias que han orillado a que caigan en la prostitución, el mal trato en estaciones migratorias, la violencia física ejercida por autoridades militares, policías y pandillas.

Interesantes temas, con alto rigor metodológico, de gran calidad académica y sólidas investigaciones. Ojalá tengan la oportunidad de leer “El Cotidiano”.

@rgolmedo
Palabra de Mujer Atlixco
rociogarciaolmedo.blogspot.com


martes, 16 de mayo de 2017

Rumbo a la XXII Asamblea Nacional del PRI.


Hace unos días en la asamblea de Consejo Político Nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), la Secretaria General Claudia Ruiz Massieu -ratificada en su cargo ese mismo día- señalaba: Porque somos revolucionarios y revolucionar significa reinventar, cuestionar y transformar; estamos dispuestos a cambiar lo que ya no sirva; también, porque somos institucionales, sabemos conservar lo que es valioso (…) es momento de reivindicar, no sólo lo que hemos construido por más de ocho décadas al servicio de México, sino también nuestra voluntad para seguir siendo y construyendo el México del Siglo XXI (…) Estamos en pie de lucha”

Así el Partido Revolucionario convoca a renovarnos, a hacer una reflexión profunda, seria, incluyente y plural, para ponernos al día.

En este marco, basados en la Convocatoria Nacional publicada el pasado 28 de abril, el Comité Directivo Estatal del PRI en Puebla suscribió el pasado 10 de mayo la Convocatoria para iniciar los trabajos rumbo a la XXII Asamblea Nacional, ambas, pueden ser consultadas en las páginas electrónicas.

Si bien se trata de modificar nuestros documentos básicos, es fundamental replantear nuestras conductas, acompañados de una revolución mental y a construir nuestras victorias futuras.
La Secretaría General Ruiz Massieu se preguntaba: ¿cómo vamos a responder a la crisis de confianza ciudadana?

Y justamente ese será el punto de partida. Buscar, reconstruir o construir la nueva confianza y el nuevo diálogo entre el Partido y la ciudadanía a la que nos debemos.

Sin embargo, este punto de partida debe tener considerar que somos un partido de causas y de resultados, de manera que la convocatoria es a reivindicar esa vocación que nos vio nacer y que hoy nos debe llevar a tener vigencia, pero además hacerla valer en los hechos.

De ahí que a partir del 12 de mayo y hasta el 18 de junio en Puebla, llevaremos a cabo 22 asambleas por grupo de municipios de manera regional, en las cuales recibiremos las propuestas de nuestras compañeras y compañeros militantes priistas en cinco mesas temáticas: Visión de Futuro, Rendición de Cuentas y Ética, Declaración de Principios, Programa de Acción y Estatutos. También, en estas Asambleas elegiremos a las delegadas y delegados que participarán en la Asamblea Estatal que deberá llevarse a cabo entre el 22 de junio y el 9 de julio, y con ello estaremos preparados para que la delegación poblana participe el próximo 12 de agosto en la Asamblea Nacional Plenaria que se llevará a cabo en la Ciudad de México.

Convicción, congruencia y lealtad son los más altos valores que tenemos los militantes del PRI, con quienes, pese a todo, hemos compartido triunfos y derrotas, momentos difíciles y también muchas alegrías y seguimos ahí, esforzándonos cotidianamente, defendiendo, promoviendo y fortaleciendo a nuestro Instituto político. En Puebla este PRI poblano en la última elección, nos favoreció con casi 600 mil votos.

A ellos y a ellas, estamos convocando a que opinen y propongan. Las y los invitamos a participar en la sede que les corresponda.

Palabra de Mujer Atlixco
@rgolmedo
rociogarciaolmedo.blogspot.com



martes, 9 de mayo de 2017

OBSERVATORIO DE LA PARTICIPACIÓN POLÍTICA DE MUJERES EN PUEBLA.


Por fin en Puebla inician los trabajos para la instalación del Observatorio de la Participación Política de Mujeres.

Este Observatorio surge en el año 2014, a iniciativa del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) y el Instituto Nacional Electoral (INE), con el propósito de coordinar acciones encaminadas a promover la participación de las mujeres en espacios de toma de decisiones en el ámbito público, con la finalidad de “lograr sinergias que cierren las brechas de género, desde un enfoque de igualdad sustantiva entre mujeres y hombres.”

Ello requiere de la coordinación y de acciones articuladas entre estas instituciones, de manera que se asegure que esta participación se lleve a cabo en base a normas que se apliquen con los mismos criterios en toda la nación, para garantizar a las mujeres el ejercicio pleno de sus derechos políticos.

Muchos ejes de atención tendrá que implementar este Observatorio para cumplir con sus objetivos, más aún cuando estamos a la víspera de un proceso electoral (2018) que requiere que los partidos políticos postulen candidaturas de hombres y mujeres basados en el Principio de Paridad.

Necesario observar que si bien cada vez más mujeres puedan incorporarse a la competencia política, lo puedan hacer en contextos de mayor equidad legal e institucional.

De ahí que hay que empezar por analizar hasta donde en el estado de Puebla se ha avanzado en la armonización legislativa para homologar los marcos jurídicos estatales con la legislación federal y los tratados que México ha suscrito, que fueron aprobadas en el paquete de normas generales político-electorales del 2014 y en su caso implementar las acciones necesarias para llevarlo a cabo a la brevedad.

Este Observatorio deberá proporcionar información eficaz y sintetizada antes, durante y posterior a los procesos electorales.

Servirá también para visibilizar los avances y los retos en el acceso de las mujeres a espacios de decisión.
Deberá vigilar que los partidos políticos cumplan con las postulaciones paritarias; mantener un seguimiento puntual del proceso electoral que se avecina, con la finalidad de registrar obstáculos y avances de la participación política de las mujeres.

Dar seguimiento a la labor que se realiza en todos los ámbitos a favor de los derechos político-electorales; así como el uso de un lenguaje incluyente en la elaboración de materiales electorales.

Hay por supuesto investigaciones puntuales generadas desde el trabajo del Observatorio Nacional que servirán de punto de partida para el desarrollo de las acciones que se implementen y colaborar en su actualización y desarrollo como el Diagnóstico sobre derechos políticos de las mujeres. Existe ya, el Protocolo para Atender la Violencia Política contra las Mujeres, que habrá que vigilar que se aplique.

Cómo dejar de mencionar que justamente los trabajos del Observatorio Nacional permitieron detectar la vulneración de la norma de paridad de género por parte del Instituto Electoral de Chiapas que generó la destitución parcial de consejeros y la posterior remoción total de sus integrantes por parte del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).
Por ello aplaudo que por fin se hayan iniciado los trabajos para la instalación del Observatorio de la Participación Política de Mujeres, que presidirá -según se comentó- el Instituto Poblano de las Mujeres.

@rgolmedo
Palabra de Mujer Atlixco

rociogarciaolmedo.blogspot.com